Animo para el Nuevo Año

Feliz Año Nuevo: llegamos hasta aqui lejos y para algunos de nosotros esta frase nos queda corto. Sobrevivimos a algunas tragedias de 2021 y ahora esperamos un nuevo año. Un nuevo año trae consigo nuevas esperanzas y aspiraciones, tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo. También sabemos que las cosas del otro lado son inciertas. Realmente no sabemos cómo será el futuro. La pandemia aún no ha terminado y todos tenemos otros desafíos personales encima de todo esto. En lugar de hacer predicciones o promesas que no cumpliré, compartiré una promesa, una promesa de la Palabra de Dios. Esta es una oración escrita por el Rey David y en ella muestra confianza en Dios, específicamente que Dios lo librará de todos aquellos que conspiran para derribarlo. El Salmo 27 comienza así:

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién podría yo temer?
El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿quién podría infundirme miedo? (Traduccion Reina Valera Contemporánea)

Espero que 2022 sea un año mejor, ¡realmente lo espero! Lo cierto es que 2022 o cualquier otro día o año traerá sus propios desafíos. Retos que por momentos nos estremecerán hasta lo interior. Desafíos que nos empujarán a renunciar a nuestra fe en Dios. En esos tiempos, necesitamos algo más fuerte que nosotros para mantenernos firmes y eso es la Palabra de Dios y todas las promesas de Dios en ella. En esos momentos de oscuridad, el Señor, el creador del Cielo y la Tierra, es nuestra luz. En esos momentos, cuando pensamos en darnos por vencidos, el Señor es nuestro rescate. Si El está con nosotros, ¿a quién podría yo temer? O, ¿quién podría infundirme miedo?

Amigos, el fundamento de nuestra fe es Jesús, cuyo cumpleaños celebramos hace unos días. Vino de niño, pero creció y vivió una vida perfecta, y lo más importante es, que El ocupó nuestro lugar en la cruz. El castigo por el pecado, sea cual sea el tamaño del pecado, ¡es la muerte! Jesús tomó sobre sí mis pecados y los tuyos, para que tú y yo no muramos. El promete estar con nosotros todos los días de nuestra vida.

Cuando comience este nuevo año, cuando comience otro día, recordemos que “El Señor defiende mi vida, ¿a quién habré de temer? (Traduccion Dios Habla Hoy). Dios es más grande que cualquier desafío que podamos enfrentar este nuevo año. El rey David lo sabía. Tenía confianza en el Señor, creador del cielo y de la tierra. Te animo a que confies en Dios.

¡Feliz año nuevo!

PS. Gracias por leer este blog. Este es el primer blog de 31 blogs que escribiré este mes. Te animo a que regreses a mi sitio web para leer el próximo blog. Estos blogs estarán escritos tanto en Inglés como en Español. ¡Fortaleceos en el Señor, amigos míos!

 

Creditos: Photo by Danil Aksenov on Unsplash

Leave a Comment





For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.