¿Qué es la Semana Santa?

La semana santa es la ultima semana en la cuaresma la cual nos ayuda a refleccionar en los eventos que sucedieron antes del sufrimiento, muerte y resureccion de Cristo Jesus.

En este video el Pastor Daniel Fenco responde a la pregunta. . .

¿Por qué celebramos la Semana Santa?

Hace unas semanas, hice un video que habla sobre el significado de la Cuaresma. Puedes verlo en el enlace que está aquí. La Cuaresma es un tiempo – un tiempo creado por la iglesia – un tiempo de preparación espiritual para celebrar con gran gozo la Pascua, La Resurrección de Jesús. Y la última semana de Cuaresma se conoce como Semana Santa. Pero, ¿qué es la Semana Santa?

La semana santa nos ayuda a reflexionar en los eventos que sucedieron antes del sufrimiento, la muerte y la resurrección de Jesús.

La semana santa comienzan con alegría y gozo el Domingo de Ramos, cuando recordamos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Jesús se montó en un asno y fue recibido por las multitudes que aclamaban en el camino y saludaban con palmas en las manos gritando, «¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!»  (Juan 12:13).

El Lunes, Jesús limpia el templo. Jesús arroja a los cambistas y comerciantes del templo.

El Martes, Jesús es interrogado por los líderes judíos.

El Miércoles, Judas Iscariote traiciona a Jesús organizando su captura.

El Jueves y el Viernes de la semana santa tienen un significado especial.

El Jueves Santo (Santo), Jesús instituye su Santa Cena. Y es por este medio por el cual Jesús se da a sí mismo («Tomen, coman; esto es mi cuerpo . . . Tomen, beban; esto es mi sangre) y nos da el perdón de los pecados. En esta noche, Jesús, lavó los pies de los discípulos para mostrarles cómo ser humildes y servir a los demás. En esta noche, Jesús nos dio un nuevo mandamiento. El dice, “Así como yo los he amado, ámense también ustedes unos a otros. En esto conocerán todos que ustedes son mis discípulos, si se aman unos a otros.» Juan 13:34

El Viernes Santo es la noche en que Jesús es juzgado y condenado a muerte por crucifixión. Su cuerpo está tendido en una tumba.

Sábado Santo – el cuerpo de Jesús permanece en la tumba. Un día de silencio.

Esta última semana de Cuaresma nos ayuda a reflexionar sobre el gran sacrificio que Jesús hizo por nosotros en la cruz. Esta última semana me ayuda a entender que fui yo quien mereció ser juzgado, fui yo quien mereció el castigo de la muerte, pero en cambio, Jesús tomó mi castigo para que no fuera yo condenado sino que tuviera yo la vida eterna.

No tratemos de adelantarnos a la Pascua todavía: “Fijemos la mirada en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo que le esperaba sufrió la cruz y menospreció el oprobio, y se sentó a la derecha del trono de Dios.” Hebreos 12:2

Leave a Comment